1.jpg10.jpg11.jpg12.jpg13.jpg14.jpg15.jpg16.jpg2.jpg3.jpg4.jpg5.jpg6.jpg7.jpg8.jpg9.jpg

Población Caja del Seguro Obrero


Entre las calles José Manuel Infante y Román Díaz, abarcando parte importante de la calle Valenzuela Castillo, se encuentra un conjunto de treinta casas, quince a cada lado de la calle, que constituyen una arquitectura de pequeña escala, con gran sentido armónico.
Obra del arquitecto Ricardo González Cortés, destacado por edificios Art Decó, como la Caja de Crédito Hipotecario (1929), y el Edificio del Seguro Obrero (1932). La urbanización se realiza en terrenos pertenecientes a Eduardo Matta Tagle. Las casas fueron construidas en 1929, de un piso, techos a dos aguas, fachada continua y en terrenos alargados. Elementos unificadores y de valor ornamental como jabalcones, canes, aleros, buhardillas, tejas tipo holandesa, y puertas con sus distintivos vanos, caracterizan las fachadas que eran originalmente en su totalidad de albañilería a la vista. La variada gama de rejas que protegen las ventanas singularizan cada vivienda, sin perderse una lectura unitaria. En algunos casos, el generoso patio interior ha sido modificado, para dar cabida a nuevos espacios.

Por muchos años, gran parte de estas construcciones fueron utilizadas para renta, siendo habitada principalmente por extranjeros europeos. Se cuenta que dos residentes del conjunto, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, tenían en sus patios transmisores con los que se comunicaban con embarcaciones alemanas.

Al uso residencial de esta apacible calle, ya alejada de historias de espionaje, se han sumado estudios de arquitectos y oficinas que han valorado la espacialidad de los recintos, tipología y entorno de carácter muy propio apreciándose una solución arquitectónica de gran simpleza y atractivo.

Joomla templates by a4joomla