Juntas de vecinos de Bellavista declaran "Vecinos Indeseados" a Cristián Boza y U. de San Sebastián

bella35 Las juntas de vecinos de Bellavista declaran a la Universidad de San Sebastián y al arquitecto Cristián Boza
 "Vecinos indeseados del Barrio Bellavista"

Santiago, 14 de octubre de 2009.

            La edificación de una estatua conmemorativa en honor a Juan Pablo II ha generado un debate a través de los medios de comunicación, los cuales han colocado el énfasis fundamentalmente en los temas de carácter religioso. Si bien este es un tema valórico importante, dado que otorga un significado especial a su entorno, ha ocultado el verdadero debate a desarrollar respecto al uso del espacio público, el rol de la comunidad en su definición y gestión, la privatización de los espacios públicos y la nula transparencia de los procesos de configuración de la ciudad.




            Desde hace un tiempo hemos denunciado las irregularidades con las cuales ha sido aprobada la edificación de la sede de la Universidad San Sebastián en el Barrio Bellavista, para luego enterarnos que esta edificación forma parte de una apropiación avasalladora del barrio que incluye la construcción de un cine, tres torres y bloques de 19 pisos con más de mil departamentos , la entrega ilegal de parte del paseo público Pío Nono como acceso vehicular a la sede, la concesión por 50 años de los estacionamientos subterráneos a construirse bajo el parque Gómez Rojas ,lo cual implica la destrucción completa del parque para construir una explanada dura prácticamente sin vegetación y por último la ubicación de una estatua dedicada al Papa Juan Pablo II.

            Todas estas iniciativas fueron desarrolladas durante la gestión del anterior alcalde Sr. Gonzalo Cornejo e impulsados en este momento por la actual alcaldesa Sra. Sol Letelier.

            Todas estas acciones efectuadas de modo poco transparente han burlado los procesos de fiscalización, tanto ciudadana como de los organismos destinados a este fin por la legislación vigente. Es importante insistir que las comunidades y organizaciones locales jamás han sido consultadas sobre esta intervención en el espacio. Sabemos que a partir de la exposición pública de estos temas por los medios de comunicación la autoridad municipal intenta convencer a representantes comunales apelando emocionalmente a la imagen del Papa y ocultando información respecto al contexto físico total.

            En este contexto es que nos oponemos, no al homenaje a Juan Pablo II, sino al atropello continuo a la ciudadanía, a los vecinos y a la comunidad del Barrio Bellavista.

Es contradictorio promover un homenaje al Papa cuando se han autorizado edificaciones para esta universidad y sus proyectos asociados frente a Bellavista los que ocultan la imagen de la Virgen ubicada en la cima del cerro San Cristobal.

            Todo espacio público requiere renovación y mejoramientos pero siempre referido a una identidad y respeto a los valores patrimoniales, entendiendo el patrimonio como un legado cultural amplio que abarca lo construido y los tejidos sociales, las personas que lo habitan y el modo en que lo habitan.

            La comunidad de Bellavista ha efectuado las denuncias respectivas a la Municipalidad de Recoleta, a la Conama, Consejo de Monumentos Nacionales, Seremi de Vivienda y desarrollándose por último una investigación en curso por la Contraloría General de la República.

 

En consecuencia, las Juntas de Vecinos # 13 Mario Baeza (Bellavista-Providencia), Junta de Vecinos 34 (Bellavista Patronato) y # 35 (Bellavista-Recoleta) acuerdan lo siguiente:

 

1.- Declarar a la Universidad San Sebastián, y su arquitecto Cristián Boza "Vecinos Indeseados del Barrio Bellavista". Es completamente inaceptable la imposición de un proyecto que viene a expropiar el espacio público, deteriorar la escala, el patrimonio, la población, el medioambiente y la calidad de vida de un barrio centenario, corazón democrático, pluralista y tolerante de la ciudad de Santiago.

2.- Repudia la actitud de la Municipalidad de Recoleta, quien amparada en compromisos económicos e ideológicos con la Universidad San Sebastián, ha otorgado permisos de manera irregular para la construcción de un conjunto completamente des-armónico con el barrio y su idiosincrasia. Solicitar a la Municipalidad hacer públicos los proyectos de la universidad, de los estacionamientos subterraneos, de la plaza dura que reemplaza al parque, de la ubicación de la imagen y de los permisos y licitaciones que respaldan todo este proceso.

3.- Hacer un llamado a las autoridades nacionales para seguir adelante con la investigación que se desarrolla en Contraloría y que busca sancionar a diversos organismos públicos por no haber cumplido su función de proteger a las comunidades y aplicar a la legislación vigente.

4.- Hacer un ferviente llamado al Consejo de Monumentos Nacionales, para que rechace de manera categórica la implantación de una estatua de 13 metros de altura, que más que representar el agradecimiento al Papa Juan Pablo II, es una burda utilización de su figura y representa la visión totalitaria de un grupo ideológico que a través de la monumentalidad pretende dejar en claro que han llegado al barrio no para contribuir, sino para imponer su concepción, ciertamente de mal gusto, como lo demuestra todo el diseño de los edificios del proyecto inmobiliario-universitario.

5.- Hacemos un llamado a los académicos y estudiantes de arquitectura de esta universidad, a manifestarse y rechazar esta visión de la ciudad, aclarando su posición frente al modo en que esta universidad promueve el hacer ciudad, su concepción del espacio público y del barrio, para que además defina el marco teórico y el tipo de enseñanza que recibirán los futuros arquitectos de esta universidad.

Los académicos de facultades arquitectura de otras universidades del país han expresado su rechazo a la concepción, el diseño, la ausencia de escala y la monumentalidad del conjunto des-armónico de la Universidad y su pretensión de adueñarse del barrio y sus espacios públicos.

6.-Hacemos un llamado a un debate amplio respecto a la forma como se construye el espacio público y la defensa de los Derechos Urbanos.

            Es momento de abrir espacios de Participación Ciudadana tanto en la toma de decisiones respecto al uso del espacio urbano, en la definición de los proyectos y en la fiscalización de la gestión. La Participación Ciudadana debe llegar a constituir un marco político-social que permita construir una ciudad más democrática e integradora, donde el sentido de identidad sea un factor que de pertenencia y compromiso al habitante con su ciudad.

 

Víctor Hugo Luzzi

(Presidente)

Jessica Gjuranovic

(Secretaria)

Ingrid Bollmann

(Tesorera)

Junta de Vecinos N.34

Patronato - Recoleta

 
   

Gerardo Lanzarotti (Presidente)

Antonio Vargas

(Secretario)

Olga Barake

(Tesorera)

Junta de Vecinos N.35

Bellavista - Recoleta
   

Julia Bustamante

(Presidenta)

Juan Carlos Román (Secretario)

Juan Eduardo Donoso (Tesorero)

Junta de Vecinos N.13

Bellavista - Providencia

Joomla templates by a4joomla