Propuestas del Cabildo Abierto

 

Todas las Propuestas del Cabildo Abierto:
 
I- Salud y Calidad de Vida:
 
Cuando hablamos de salud integral, estamos hablando de un estado de bienestar general, que considera no sólo aspectos físicos, sino también síquicos, culturales y sociales. Hablamos de la calidad de vida de las personas, de la necesidad de utilizar los espacios comunes en el barrio, para la recreación y el contacto entre los vecinos y vecinas. En definitiva, de la necesidad de campañas de prevención y de promoción de vida sana.
Actualmente los vecinos y vecinas tenemos aspectos que afectan la posibilidad de contar con buenos niveles de salud integral. El problema aún vigente del retiro de la basura. Existe también retardo en el retiro de basura de las ferias.
 
Es necesario entender que el concepto de salud integral no tiene legitimidad legal como para exigirlo como derecho establecido, es un derecho a conquistar.
 
El Barrio es un entorno privilegiado por la situación geográfica, por las áreas verdes cercanas. Algunos de los aspectos que debemos considerar para un entorno amigable son: Iluminación, áreas verdes, seguridad, arquitectura amable, higiene urbana.
 
Este sector de Santiago (Barrio Yungay, Barrio Brasil, Barrio Cocha y Toro), posee, y está presente aún, una identidad, tradición y buenas redes humanas. Sin embargo las condiciones de vida de muchos vecinos y vecinas en cuanto a la imposibilidad de satisfacer sus necesidades más básicas por su condición de pobreza, impiden que esto se concrete.
 
Por otra parte las nuevas políticas de urbanización atentan contra estas virtudes territoriales, contra esta vida de barrio y por consiguiente afectan también la posibilidad de tener una salud más integral.
 
Las modificaciones urbanas atentan contra la esencia misma del barrio, lo material y lo arquitectónico es una parte de él, el cuerpo; su vida cultural y social son el alma y el espíritu de ese cuerpo.
 
Además debemos aprovechar la experiencia de otros barrios, conocer su organización, apropiarnos de nuestros propios espacios barriales y mantenerlos para oponernos y salirles al paso a "las nuevas ideas modernas de desarrollo".
 
Uno no elige estar enfermo, la salud no debería ser un negocio, habría que detener el proceso de privatización de los consultorios. El objetivo de toda política de salud debería ser mejorar la calidad de vida de las personas.
 
Frente a este análisis proponemos:
 
1.      Volver al retiro diario, trabajar en la reducción de los residuos aplicando una política de reciclaje. Deben reponerse los contenedores que faltan.
2.       Mejorar las condiciones de atención de salud, pasando por la mejora del funcionamiento de las estaciones de salud que se plantearon para descongestionar al consultorio, atendiendo allí los temas de menor complejidad. Es necesario implementarlas con más recursos humanos, financieros y materiales. De no ser posible esto, debería volver la atención de las vecinos y vecinas al consultorio. Que haya una mayor integración y un mayor orden en la relación del consultorio con las estaciones médicas.
3.      Implementar un sistema de fiscalización de antenas para celulares.
4.      Controlar a las botillerías e impedir venta de alcohol a menores de edad.
5.      Es necesario un trabajo mayor con las juntas de vecinos y los colegios.
6.      Realizar una escuela de formación de líderes ambientales.
7.      Mejor atención y mantención de los espacios públicos, mantener una cantidad adecuada de mts2 de vegetación por habitante.
8.      Como vecinos y vecinas deberíamos participar en la elaboración de las políticas públicas  de salud, ser parte de la fiscalización de las mismas. Para ello es necesario que exista una red de vecinos y vecinas organizados e informados, capaces de promover y exigir la salud integral que necesitamos.
9.      Asumirse como política país el garantizar la prestación de servicios en el área de la salud a quienes quedan fuera del contrato (por ej.: los cesantes, trabajadores informales, dueñas de casa e inmigrantes), por la instalación de la "salud de mercado" que sólo beneficia al que pueda pagar.
10. Por ultimo consideramos fundamental crear una instancia coordinadora de organizaciones sociales formales e informales de vecinos y vecinas de cada barrio y de la comuna en pro de una salud integral, levantar un petitorio ciudadano, donde esté presente la salud integral como un derecho.
 
 
 
II- Cultura, Patrimonio e Identidad Barrial:
 
La  Cultura la entendemos como todas las manifestaciones de  una comunidad que se expresa en nuestros modos de vida, tradiciones, creencias, espacios, valores, y creaciones materiales, es una dimensión fundamental para el desarrollo de nuestro barrio.
 
En el barrio Yungay, históricamente ha existido una vida cultural de gran importancia que se expresa de diferentes maneras: en la presencia de artistas, organizaciones sociales, políticas, sindicales, vecinales y culturales, junto a la vida en espacios públicos la que ha dado una identidad por decenas de años. Esta identidad se ha ido construyendo a partir de tres elementos fundamentales: su historia, su espacio geográfico y sus habitantes.
 
En su aspecto histórico es un barrio que en sus 167 años de vida ha dotado a la ciudad de diversas generaciones de personas que han forjado parte importante de la construcción de nuestra identidad.
 
En su espacio geográfico se ha construido uno de los barrios patrimoniales más importantes de Santiago, dotado de un arquitectura y entorno único en la ciudad. Es un barrio con espacios públicos, ferias, plazas, bares, centros Culturales, universidades, Parques, etc.
 
Su gente ha sido forjadora de una cultura de encuentro e integración, donde la diversidad es el sello distintivo.  Esta diversidad se caracteriza, entre otras cosas por la alta presencia de inmigrantes que por años han sido parte de nuestra gente.
 
En definitiva, existe una alta valoración al derecho a la vida cotidiana y a una buena calidad de vida. Frente a esta reflexión,  se han propuesto diversas ideas a trabajar con los vecinos, vecinas y las respectivas autoridades: 
 
  1. Declaración de nuestro Barrio como una zona Patrimonial.
  2. Participación real  de los vecinos y vecinas en las decisiones de planificación respecto de los temas culturales comunales creando el Consejo Comunal de Cultura con la participación de todas las organizaciones culturales, gestores culturales y creadores de la Comuna.
  3. Creación de un Museo Barrial participativo.
  4. Implementación de señaléticas con los hitos patrimoniales del barrio.
  5. Cambio de alguna calle del Barrio reconociendo el nombre de nuestro vecino recientemente fallecido: Patricio Bunster.
  6. Incentivar la ocupación de los espacios públicos y todas las dependencias municipales que fomenten la cultura, el deporte y el desarrollo comunitario, mediante la realización permanente de actividades culturales, deportivas y mejoramiento de las áreas verdes de la comuna como Parques y Plazas.
  7. Incorporar como celebración anual el 5 de abril, fecha de la fundación del Barrio Yungay.
  8. Ocupación de casas abandonadas y sin uso para desarrollar proyectos culturales, participativos en beneficio de la comunidad.
  9. Ocupación de terrenos baldíos y sin uso para desarrollar proyectos de huertos comunitarios.
  10. Desarrollar programas de participación con niños y estudiantes secundarios realizando talleres de pintura y muralismo que rescaten nuestra historia en las escuelas del barrio.
  11. El patrimonio cultural como testimonio de identidades
  12. Creación de talleres de historia oral para adultos mayores, con el objetivo de recuperar la memoria local.
  13. Creación de una red socio cultural del sector en que se desarrollen esfuerzos comunes de diversas organizaciones por el bien de la comunidad.
  14. Valoramos las múltiples identidades de los diversos grupos sociales como jóvenes, adultos mayores, extranjeros y profesionales que  viven y transitan en el barrio. Reconocemos su aporte a la construcción de una identidad barrial colectiva. Creemos necesario establecer puentes de diálogo con los inmigrantes y los sectores mas marginados mediante la implementación de iniciativas de encuentro y desarrollo cultural.
  15.  Desarrollo de Concurso anual de rescate de la historia del barrio.
  
III-Temas urbanos:
 
Yungay es una entidad viva, es una producción colectiva forjada  a través de lazos de parentesco y vecindad. Son varias generaciones que desde 1839 han construido lenguaje, arquitectura, arte, tradiciones, costumbres y símbolos. Sin embargo, el llamado "progreso" y los intereses inmobiliarios han comenzado violentamente arrasar con la memoria, los recuerdos y la historia. Los marcos regulatorios, no son suficientes y  ceden ante las fuerzas del mercado  dejando a los vecinos  indefensos y sin capacidad de participación en la definición de esos marcos regulatorios que los afectaran directamente.
 
Frente a este escenario es necesario generar un proyecto de desarrollo a largo plazo, que vincule nuestro patrimonio al desarrollo local como una estrategia para el progreso económico, social y cultural de la comunidad.
 
En este sentido proponemos:
 
  1. No extender la afectación  de expropiación de las calles del sector norponiente que caducan en Febrero del 2009.
  2. Fomentar el desarrollo de proyectos de Rehabilitación Patrimonial y no exclusivamente de Renovación Urbana.
  3.  Que el desarrollo de proyectos inmobiliarios no signifique la expulsión de los antiguos habitantes del barrio, sino del desarrollo de propuestas que permitan que antiguos y nuevos vecinos se integren armónicamente.
  4. Los proyectos de renovación urbana deben mantener una armonía arquitectónica con el estilo del barrio.
  5. Fiscalización y auditoria de los permisos ya existentes por parte de la contraloría.
  6. Congelar los permisos de edificación en altura.
  7. Identificar el impacto social y ambiental de los edificios en altura construidos en el barrio.
  8. El abandono y deterioro de los inmuebles nos  mueve a reclamar una efectiva coordinación institucional y ciudadana para planificar y crear programas  de conservación y recuperación de nuestro legado patrimonial a través  de la  creación de fondos municipales para la conservación, restauración y la rehabilitación arquitectónica y patrimonial. Además proponemos ampliar el Subsidio de rehabilitación patrimonial existente, para permitir que los particulares puedan ejecutar sus propios proyectos de rehabilitación habitacional.
 
 
 
IV-Participación ciudadana y democracia local:
 
La participación ciudadana es una de las principales motivaciones de los vecinos y vecinas. Actualmente esta forma de expresión vecinal se expresa básicamente en diversos espacios da carácter sectorial en el terreno gremial, cultural, social, deportivo. En la relación con el municipio hay un déficit total de incidencia en las políticas municipales, debido a que no existen mecanismos que permitan que la opinión y propuesta de los vecinos tenga una expresión concreta en el desarrollo de sus respectivas realidades. La ciudadanía elige personas, pero el desarrollo social cotidiano no tiene mecanismos formales para canalizar ideas y propuestas de trabajo de desarrollo comunal. Los grandes temas de planificación no son consultados a la ciudadanía, y las pocas veces que existe algún grado de consulta, esta no tiene carácter vinculante. Frente a ello creemos que el Municipio y sus representantes debe abrir las puertas a la participación real de los vecinos que se exprese en:  
 
Generar espacios permanentes de participación y debate organizados por los vecinos: realizar  cabildos anuales, foros y debates.
Desarrollar presupuestos Comunales participativos
Participación vinculante a través de instancias que permitan consultar y luego implementar propuestas vecinales.
 
 
 
 
 
 
CABILDO ABIERTO
 
POR EL BARRIO QUE SOÑAMOS
 
7 y 8 de Octubre2006
Joomla templates by a4joomla